Vivir cerca de aeropuertos aumenta el riesgo de padecer infartos


aeropuerto

 

Un estudio realizado por investigadores británicos determinó que “la contaminación acústica pone en riesgo la salud de las personas que viven cerca de los aeropuertos”, ya que el ruido que producen los aviones “aumenta el riesgo de padecer problemas cardiovasculares”.

“Los residentes de zonas cercanas a aeropuertos, por el alto nivel de ruido, tienen un 20 por ciento de riesgo más alto de sufrir un ataque al corazón y enfermedades cardiovasculares”, concluyó la investigación.

El estudio, cuyo resultado fue publicado esta semana en la revista ‘British Medical Journal’, revela que el ruido de los aviones incide directamente en la salud de las personas y de su entorno.

“El ruido de un avión puede ser molesto para algunas personas, y puede afectar a su presión arterial y conducirles a padecer una enfermedad”, según la investigación efectuada por científicos del Imperial College y King’s College de Londres, en Reino Unido.

En total, fueron sometidos al análisis 3,6 millones de habitantes de los doce barrios más cercanos al Aeropuerto de Heathrow (oeste de Londres), donde la contaminación acústica superaba los 50 decibelios, equivalente al volumen estándar establecido en una conversación entre dos personas.

No es la primera vez que el ruido aparece asociado con efectos negativos para la salud, incluido el riesgo cardiovascular. El investigador suizo Matthias Egger, de la Universidad de Berna, llegó a la misma conclusión, luego de estudiar el tema.

“Eso fue muy evidente para las personas expuestas realmente a altos niveles de ruido y dependía de la antigüedad de la residencia en esa zona tan ruidosa” como los aeropuertos, explicó el suizo.

El equipo de Egger registró 15 mil 532 muertes por infarto en 4,6 millones de residentes suizos, entre finales del 2000 y del 2005, con información detallada de un estudio en marcha sobre mortalidad.

Los registros oficiales y los datos ambientales les permitieron al equipo determinar la distancia entre la vivienda de los participantes, los aeropuertos y las rutas principales, además de los niveles relativos de materia particulada en los vecindarios.

La clasificación permitió separar en cada participante la exposición al ruido de los aviones y la contaminación ambiental durante 15 años o más.

Tras considerar la contaminación y otros factores, como la educación y el nivel de ingresos, el equipo halló que el nivel y la duración del ruido de los aviones elevaban el riesgo de sufrir un infarto fatal.

Anuncios

Publicado el 11/10/2013 en Acontecer Mundial, Ciencia y Tecnologia, Curiosidades. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: