Curiosidades: llega el ‘papa negro’ de la profecía de Nostradamus


33394fb6ee6a60e500e0abe4761e46d4_article

El nombramiento del argentino Jorge Mario Bergoglio como papa sucesor de Benedicto XVI ha sorprendido a propios y extraños porque, por un lado, se trata del primer Pontífice hispanoamericano, y por otro, es el primer jesuita en llegar al Vaticano.

El hecho de que sea el primer jesuita en liderar la Iglesia Católica coincide con la popular profecía de Nostradamus sobre el ‘papa negro’, ya que, al superior de la Compañía de Jesús se le conoce bajo el nombre de ‘papa negro’.

El profeta tuvo la visión acerca de la llegada de un papa de color en el siglo XXI que anunciaría el fin de los tiempos. Nostradamus profetizó que tras este pontífice no habría ningún otro y después llegaría el Apocalipsis.

“Al principio habrán enfermedades mortales como advertencia, luego habrán plagas, morirán muchos animales, habrán catástrofes, cambios climáticos, y finalmente empezarán las guerras e invasiones del rey negro”, reza la profecía de Nostradamus.

Esta predicción puede ser relacionada con el nombramiento de Bergoglio como sumo Pontífice porque, a pesar de no ser de color, pertenece a la orden de los Jesuitas, congregación que ha sido una de las más influyentes dentro de la historia de la Iglesia Católica y cuyo máximo representante es conocido como ‘papa negro’.

Este apelativo de ‘papa negro’ proviene del color de las sotanas que visten todos sus miembros y que contrasta con el color blanco de la vestimenta del papa.

No obstante, hay que destacar que Bergoglio no es el sumo representante de los jesuitas, sino que lo es Adolfo Nicolás. Sin embargo, su nombramiento como papa Francisco I supone un paso muy importante para la orden de San Ignacio, que durante las últimas décadas ha perdido importancia dentro de la Iglesia.

La profecía de San Malaquías, a su vez, también predice que el nuevo papa podría ser el último antes “del final de los tiempos”, un papa “bajo el que la ciudad de las siete colinas será destruida”.

Según los manuscritos de Malaquías, la ciudad de las siete colinas es Roma, de ahí que la llegada del próximo pontífice signifique para algunos el final de la Iglesia católica y para otros, el de la humanidad.

Los más supersticiosos interpretan como un símbolo más el hecho de que la última hora del martes, el día de la primera votación del cónclave, la luz nocturna de la cúpula de la Basílica de San Pedro en el Vaticano se cortó repentinamente.

Recuerdan, además, el rayo que golpeó la cúpula de la misma Basílica un día después de que dimitiera Benedicto XVI.

Los numerólogos, por su parte, llaman la atención sobre la fecha de la elección, que les parece muy simbólica: el 13-03-13 que es, además, el tercer día de la semana, el miércoles.

About these ads

Publicado el 13/03/2013 en Acontecer Mundial, Curiosidades. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28.331 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: